Etiqueta: Orhan Pamuk

El Castillo Blanco – Orhan Pamuk

Orhan Pamuk - El castillo blanco En el Siglo XVII, un joven occidental aspirante a científico es secuestrado por unas naves turcas durante un viaje y es trasladado a Estambul como esclavo. Este acontecimiento cambia toda su vida, o mas bien, este acontecimiento da forma a su vida, porque todo camino vital está dirigido por pequeñas decisiones, propias o de otros, por casualidades que vistas al cabo del tiempo parecen cambios de rumbo inevitables.

En Estambul es puesto al servicio del Maestro, un turco que desea profundizar en los conocimientos de la civilización y la cultura de “ellos”, los occidentales. Su objetivo es descubrir las diferencias que hay entre “nosotros” y los infieles, incluso en lo más recóndito de la conciencia.

Ambos personajes se parecen físicamente y al cabo del tiempo evolucionan de manera similar. Intercambian sus conocimientos y llevan a cabo proyectos que ya no saben realmente cuánto tienen de cada uno de ellos.

Las preguntas claves son… ¿por qué yo soy yo y tú eres tú? ¿en qué se diferencian ellos de nosotros? ¿tiene sentido la dicotomía Oriente-Occidente?

¿Qué somos cada uno de nosotros? ¿somos algo más que nuestra memoria? ¿Cuando los recuerdos de dos personas se confunden tiene sentido hablar de dos personas distintas?

Esta magnífica novela plantea infinidad de preguntas como éstas, aunque da pocas respuestas, pero tiene la virtud de hacer pensar al lector.

Anuncios

“Nieve” de Orhan Pamuk

Orhan Pamuk - Nieve Kars, un pueblo turco en la lejana frontera ruso-armenia. Alejado de Estambul y aislado por la nieve que no cesa de caer produciendo un efecto mágico sobre la ciudad y sus habitantes. En este pueblo se debaten las tensiones que afectan a toda turquía. Un ataturkismo laicista muy debilitado que pretende salvaguardar su supremacía por métodos no muy democráticos, e incluso en ocasiones violentos y hasta sangrientos. Un islamismo radical de creciente influencia que utiliza todos los medios a su alcance para controlar a la población. Desde los medios de encuadre en grupos, utilizado por todos los poderes totalitarios y por otras religiones hasta el asesinato o el terrorismo. Y en medio de todo esto, Ka, un poeta ateo, antiguo comunista, exiliado en Alemania, que vuelve a Turquía y va a Kars a hacer un reportaje sobre los suicidios de jóvenes islamistas que son obligadas a quitarse el pañuelo que les cubre la cabeza si quieren entrar en las Escuelas o Universidades del Estado Turco. Ka es manipulado por unos y por otros en medio de la vorágine que se desata en el pueblo aislado del resto de Turquía por la nieve.

La novela nos presenta un mosaico de lo que es la Turquía de hoy, debatiéndose entre una Europa que la mira con desconfianza y un islamismo radical que se infiltra desde Irán y que poco a poco va minando la confianza de un Estado laico apoyado aún por su poderoso ejército.

Se pueden sacar muchas lecturas de esta novela, pero lo que más me impresionó fué la atmósfera opresiva, de la nieve y de la gente. En Kars, tus opiniones religiosas no son algo que pertenezca a tu intimidad. Todo el mundo sabe lo que haces y sabe como piensas. En alguna ocasión, varios personajes dan a entender que prefieren a un ateo que se comporte como los creyentes que a un verdadero creyente que tenga ideas propias. Lo importante es pertenecer al grupo, fuera del grupo no hay nada. Creer en Dios es secundario, vendrá por si mismo.

Esta técnica ha sido utilizada por el cristianismo en sus siglos mas oscuros, por el nazismo, el fascismo, y de alguna manera, algo mas “light” pero también emparentada, se utiliza hoy día en las manipulaciones de las que nos hacen objeto los medios de comunicación, los partidos políticos y la publicidad.